Archivo del Autor: admin

Recomendaciones para una odontología segura minimizando aerosoles:osemia

Categoría: Clinalgia Dental

Nota de prensa del Consejo General de Dentistas.

El Consejo General de Dentistas elabora el documento “Recomendaciones para una Odontología Segura Minimizando Aerosoles: OSEMIA”

En el documento se recogen recomendaciones de diversas instituciones de Salud Pública y de Asociaciones Dentales Internacionales.

Madrid, 1 de septiembre de 2020.  Con el objetivo de aportar a los profesionales de la Odontología recomendaciones basadas en la evidencia científica sobre la COVID-19, dirigidas a evitar o minimizar la generación de aerosoles en la actividad clínica diaria, el Consejo General de Dentistas ha elaborado el documento “Recomendaciones para una Odontología Segura Minimizando Aerosoles: OSEMIA”. El escrito debe ser considerado como provisional y dinámico, y ser manejado a criterio clínico de los profesionales.

Casi todos los procedimientos dentales conllevan un alto riesgo teórico de infección debido a la propagación de aerosoles. Como consecuencia, las agencias de Salud Pública y las Asociaciones Dentales Internacionales han emitido una serie de pautas para mejorar el control de infecciones y el equipo de protección personal. Sin embargo, no existe un concepto claro y específico para adaptarse mejor a esta pandemia. Por ello, se necesitan recomendaciones clínicas concretas para la prestación de la atención dental en un marco epidemiológico en el que los riesgos continúan siendo persistentes debido a la reaparición de brotes comunitarios.

En ese sentido, el Consejo General de Dentistas ha reunido en este documento diferentes fórmulas que permiten la práctica de una Odontología más segura, basada en la minimización de la generación de aerosoles (OSEMIA).  En él se recogen medidas genéricas para el control de la generación de aerosoles, que deben englobarse dentro de un protocolo que incluya la selección previa de los pacientes (triaje), la identificación de posibles casos, la elección del plan de tratamiento, la minimización del riesgo, la adecuada protección, la racionalización de las actividades recomendables y el correcto tratamiento de desinfección y esterilización.

Por otro lado, el documento incluye recomendaciones específicas agrupadas por grandes bloques de actividad clínica. Para cada recomendación se adjunta el nivel de evidencia actual de la misma. Hay que tener en cuenta que estos niveles de evidencia son dinámicos y pueden cambiar conforme van generándose nuevos estudios sobre el SARS-CoV-2 y la COVID-19.

Puede consultarse el documento en el siguiente enlace:  https://www.consejodentistas.es/pdf/OSEMIA_Aerosoles.pdf

La OSEMIA es innovadora, reduce los riesgos y responde a los requisitos de una emergencia pandémica y post-pandémica donde el riesgo de transmisión aérea sigue siendo alto. De este modo, aumentamos la protección del personal del equipo dental y de los pacientes, evitando que haya nuevos contagios por COVID-19”, declara el Dr. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas. “Asimismo, desde la Organización Colegial seguimos trabajando para aportar a todos los profesionales de la Odontología el máximo de información disponible, para ejercer de forma segura la práctica de nuestra profesión”, añade el Dr. Castro.


¿Podría haber un vínculo entre la higiene oral y la gravedad de las infecciones por SARS-CoV-2?

Articulo publicado en The British Dental Journal BDJ el 26 de junio de 2020.

Sampson, V., Kamona, N. & Sampson, A. Could there be a link between oral hygiene and the severity of SARS-CoV-2 infections?. Br Dent J 228, 971–975 (2020).

Articulo original → https://doi.org/10.1038/s41415-020-1747-8←

Resumen

El 30 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud identificó el COVID-19, causado por el virus SARS-CoV-2, como una emergencia global. Los factores de riesgo ya identificados para desarrollar complicaciones de una infección por COVID-19 son la edad, el sexo y las comorbilidades como diabetes, hipertensión, obesidad y enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, estos factores de riesgo no explican el otro 52% de las muertes derivadas de COVID-19 en personas a menudo aparentemente sanas. Este artículo investiga el posible vínculo entre el SARS-CoV-2 y la carga bacteriana, cuestionando si las bacterias pueden desempeñar un papel en las superinfecciones bacterianas y complicaciones como la neumonía, el síndrome de dificultad respiratoria aguda y la sepsis. También se examina la conexión entre las complicaciones de COVID-19 y la salud oral y la enfermedad periodontal, ya que las comorbilidades con mayor riesgo de complicaciones de COVID-19 también causan desequilibrios en el microbioma oral y aumentan el riesgo de enfermedad periodontal. Exploramos la conexión entre la alta carga bacteriana en la boca y las complicaciones posvirales, y cómo mejorar la salud oral puede reducir el riesgo de complicaciones por COVID-19.

Puntos clave

  • Describe qué es COVID-19 y los factores de riesgo asociados para desarrollar complicaciones.
  • Investiga si las bacterias contribuyen a las complicaciones de COVID-19 al causar superinfecciones bacterianas.
  • Examina si existe un vínculo entre el microbioma oral y las complicaciones de COVID-19.

Introducción

El 31 de diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue informada de un grupo de 27 casos de neumonía sin causa conocida relacionada con un mercado mayorista de animales húmedos en la ciudad de Wuhan, China.1 Para el 7 de enero de 2020, se identificó el virus causante como SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, y fue declarado emergencia mundial por la OMS el 30 de enero de 2020.

Zhu y col. (2020) pudieron identificar y caracterizar el SARS-CoV-2 utilizando muestras de secuenciación imparcial de pacientes infectados con neumonía.2 El genoma viral reveló que el SARS-CoV-2 era 75-80% idéntico al coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS- CoV) y varios coronavirus de murciélago. Antes de este descubrimiento, se sabía que seis coronavirus causaban enfermedades humanas. Cuatro virus (229E, OC43, NL63 y HKU1) son frecuentes y causan síntomas de resfriado común. Las otras dos cepas son SARS-CoV y el coronavirus del síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV), que son de origen zoonótico y fatales. El SARS-CoV-2 se ha unido como el séptimo miembro de la familia de los coronavirus que infectan a los seres humanos2. Todavía no se puede acceder a ningún tratamiento específico; Sin embargo, la gestión implica la restricción de los viajes, el aislamiento del paciente y el apoyo de la supervisión médica.

COVID-19 afecta a las personas de diferentes maneras, y los pacientes exhiben una variedad de síntomas y severidad. Si bien los factores de riesgo como la edad, el sexo y las comorbilidades se han destacado por aumentar el riesgo de complicaciones y mortalidad, todavía hay una alta proporción de pacientes sin factores de riesgo identificados que sufren efectos secundarios y complicaciones graves. Tanto como 10-15% de las personas menores de 60 años sin factores de riesgo exhiben reacciones moderadas a severas a COVID-19.1 Si bien COVID-19 tiene un origen viral, se sospecha que en casos severos, las superinfecciones bacterianas pueden contribuir a causar complicaciones como la neumonía y el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA). Exploramos la conexión entre la alta carga bacteriana en la boca y las complicaciones posvirales, y cómo mejorar la salud oral puede reducir el riesgo de complicaciones por COVID-19.

Síntomas

Los síntomas clínicos de COVID-19 aparecen después de un período de incubación de aproximadamente 5.2 días4 y varían desde fiebre (98.6%), fatiga (69.6%), tos seca (59.4%), mialgia (34.8%) y dolor de garganta (17.4%) .5 También se ha demostrado que la diarrea es un síntoma distintivo clave de COVID-19 en comparación con el SARS-CoV y el MERS-CoV.6,7

Las infecciones por COVID-19 pueden presentarse con una enfermedad leve, moderada o grave. La gravedad de la enfermedad, la tasa de disminución y el riesgo de mortalidad dependen significativamente de los factores de riesgo destacados por Zhou et al. (2020) en el estudio de cohorte retrospectivo más grande entre pacientes con COVID-19.8 Estos factores de riesgo incluyen la edad (la edad promedio era de 69 años), el sexo (los hombres representaban el 70% de las muertes) y una comorbilidad subyacente en el 48% de los casos (hipertensión 30%, diabetes 19% o enfermedad cardíaca 8%). En abril, una investigación de Europa agregó que la obesidad es un factor de riesgo para desarrollar complicaciones de COVID-19, con un 47,6% de los pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI) con un IMC superior a 30 kg / m2.9 Las principales complicaciones de la enfermedad grave son la sangre coágulos, neumonía, sepsis, shock séptico y SDRA.1 También se ha descubierto que, en algunos casos, una reacción inmune desregulada desencadena la sobreproducción de citocinas proinflamatorias de respuesta temprana (factor de necrosis tumoral [TNF], IL-6 e IL -1β), lo que resulta en una ‘tormenta de citoquinas’.10 Esto expone a los pacientes a un mayor riesgo de hiperpermeabilidad vascular e insuficiencia multiorgánica, particularmente en el corazón y los riñones.11,12,13 Los niveles de IL-6 son comparativamente más altos en no sobrevivientes que aquellos que sobreviven.10

Cuando la neumonía se propaga a los pulmones y los niveles de oxígeno en la sangre caen, los pacientes requieren ventilación asistida, cambiando su diagnóstico de neumonía a SDRA. De 201 pacientes hospitalizados gravemente afectados en China, el 41.8% desarrolló SDRA. De ellos, el 52.4% murió debido a insuficiencia respiratoria, lo que hace que el SDRA sea la causa principal de muerte en pacientes infectados.14 Esto está respaldado por un informe de país que cubre Italia, que muestra que el 96.5% de las complicaciones derivadas de la infección por COVID-19 fueron SDRA, seguidas de insuficiencia renal aguda (29,2%) .15 Esto sugiere que los pacientes tienen más probabilidades de morir por complicaciones de infección post-viral que por COVID-19. El SDRA también fue la mayor causa de muerte por infecciones por SARS-CoV16 y MERS-CoV, 17 confirmando aún más la conexión entre los tres coronavirus. A partir del 3 de marzo de 2020, se pronostica que COVID-19 tendrá una tasa de mortalidad del 3,4% .5 El período desde el inicio de los síntomas hasta la muerte promedia 14 días.

Discusión

Una pregunta significativa sin respuesta es por qué algunos pacientes sufren de COVID-19 más severamente que otros. Aunque los pacientes con factores de riesgo como la edad, el género y las comorbilidades tienen una mayor tasa de complicaciones y mortalidad, todavía hay una alta proporción de pacientes infectados aparentemente jóvenes y sanos sin factores de riesgo identificados que sufren de efectos secundarios y complicaciones graves, mientras que algunos los pacientes infectados nunca desarrollan más que anosmia.18 Es común que las infecciones virales respiratorias predispongan a los pacientes a las sobreinfecciones bacterianas, lo que aumenta la gravedad y la mortalidad de la enfermedad; por ejemplo, durante la pandemia de gripe en 1918, donde la causa principal de muerte no fue por el virus en sí sino por superinfecciones bacterianas. Lo mismo fue evidente en la pandemia de influenza H1N1 2009, donde nuevamente las superinfecciones bacterianas fueron la causa principal de muerte en comparación con el virus en sí mismo.19 A pesar de la importancia comprobada de las superinfecciones en la gravedad de la enfermedad respiratoria, a menudo no se estudian durante los brotes de infección respiratoria. , principalmente debido al hecho de que diagnosticar una superinfección es complejo19.

Se ha demostrado que otros filamentos del coronavirus mejoran la adherencia estreptocócica a las células epiteliales a lo largo del tracto respiratorio, causando complicaciones tales como neumonía20 y daño inflamatorio en los pulmones que inhiben la eliminación de bacterias. Zheng et al.21 compararon los niveles de granulocitos en pacientes que sufren infecciones leves por COVID-19 con aquellos que sufren infecciones graves. Los pacientes que padecían infecciones graves tenían un recuento notablemente más alto de neutrófilos y un recuento de linfocitos significativamente más bajo que en pacientes leves. Un recuento alto de neutrófilos es anormal para una infección viral, pero muy común para una infección bacteriana, lo que resulta en Zheng et al. sospechando que, en casos severos de COVID-19, la superinfección bacteriana es común. Zheng y col. Argumentó que los niveles anormalmente bajos de linfocitos, que generalmente son la línea principal de defensa contra las infecciones virales, indican el agotamiento funcional de las células21 o potencialmente que, en casos graves de la enfermedad, una superinfección bacteriana reemplaza a la infección viral original. Esto está respaldado por el hecho de que Zhou et al. observó que el 50% de los pacientes con COVID-19 grave murieron con la presencia de una infección bacteriana secundaria.

Cuando se reducen los niveles de linfocitos, aumenta la gravedad. Esto también fue visto por Liu et al. 22, quienes dedujeron que la relación de neutrófilos a linfocitos predice la gravedad de la respuesta del paciente a COVID-19. Encontraron que en casos severos, más del 80% de los pacientes tenían una carga bacteriana excepcionalmente alta secundaria a una sobreinfección bacteriana y requerían antibióticos. Esto es respaldado por la prometedora investigación realizada en Francia, 23 donde se demostró que una combinación de hidroxicloroquina (antiviral) y azitromicina (antibiótico) cura al 100% de los pacientes virológicamente después de seis días, en comparación con los pacientes que recibieron hidroxicloroquina sola (57.1%) y aquellos que no recibieron tratamiento (12.5%). Si bien el uso de hidroxicloroquina ha sido muy discutido, es importante entender que los antibióticos claramente juegan un papel influyente en el resultado del tratamiento, mejorando la tasa de éxito en un 42,9% en este caso. Un informe retrospectivo de 1.060 pacientes en mayo de 2020 confirma la eficacia del uso de una combinación de un antibiótico con un antiviral, con un 91,7% curado virológicamente después de diez días.24 Además, Chen et al. informaron que el 71% de los pacientes con COVID-19 en China necesitaban antibióticos al ingresar al hospital, 25 mientras que en Italia, el 84% de los pacientes necesitaban antibióticos, 26 ilustrando la importancia potencial de los antibióticos y, por lo tanto, de las bacterias en el curso de una complicación de COVID-19. 19 Consulte la Figura 1 para ver los resultados de diferentes opciones de tratamiento para COVID-19.

The different outcomes of different treatment options for COVID-19 patients.Reproduced from Gautret P, Lagier J-C, Parola P et al., Hydroxychloroquine and azithromycin as a treatment of COVID-19: results of an open-label non-randomized clinical trial, Int J Antimicrob Agents, 2020, Elsevier23

Los pulmones, similares a la cavidad oral, a menudo se conocen como una ‘comunidad ecológica de organismos comensales, simbióticos y patógenos’. 27 La inmigración y eliminación microbiana son constantes entre la cavidad oral y los pulmones, lo que permite una distribución microbiótica saludable.28 Al igual que el intestino o la cavidad oral, las comunidades bacterianas que colonizan los pulmones son reconocidas por su función en la conservación de la homeostasis de tejidos, inmunes y órganos. Sin embargo, los pulmones son únicos, ya que son ricos en oxígeno y, por lo tanto, contienen un equilibrio fino de tensioactivos ricos en lípidos que influyen en la actividad bacteriostática. Este equilibrio puede alterarse drásticamente durante la enfermedad, lo que permite un sobrecrecimiento microbiano y lesiones en los pulmones. La infección de las vías respiratorias inferiores se inicia por la contaminación del epitelio de las vías respiratorias inferiores por inhalación de microorganismos incluidos en gotitas en aerosol o por aspiración de secreciones orales asociadas con enfermedades orales (que contienen microorganismos como P. gingivalis, F. nucleatum, P. intermedia). 29 La periodontitis y la caries son las dos enfermedades orales más comunes asociadas con un desequilibrio de bacterias patológicas en la boca. Las citocinas (como IL-1 y TNF) de tejidos periodontalmente enfermos pueden infiltrarse en la saliva a través del líquido crevicular gingival y aspirar a causar inflamación o infección en los pulmones (Fig. 2) .30 Por lo tanto, una higiene oral inadecuada puede aumentar el riesgo de los intercambios interbacterianos entre los pulmones y la boca, lo que aumenta el riesgo de infecciones respiratorias y posibles complicaciones bacterianas posvirales.31 En un estudio de cohorte basado en la población a nivel nacional, 49.400 pacientes con periodontitis crónica fueron tratados con terapia periodontal durante 11 años. La gráfica de Kaplan-Meier demostró que la incidencia total de neumonía disminuyó significativamente durante un seguimiento de 12 años en el grupo que recibió terapia periodontal (p <0.001). La reducción o erradicación de la enfermedad periodontal reduce significativamente el riesgo de neumonía.

La buena higiene oral ha sido reconocida como un medio para prevenir infecciones de las vías respiratorias en pacientes, especialmente en los mayores de 70 años. La cavidad oral alberga más de 700 bacterias, virus y hongos que pueden colonizar la boca.33 Existen varios hábitats microbiológicos dentro de la boca. ; sin embargo, los habitantes bacterianos principales son P. intermedia, S. mutans, F. nucleatum y P. gingivalis.34

Se han propuesto varios mecanismos para explicar el papel potencial de las bacterias orales en la patogénesis de una infección respiratoria: 30

1)Aspiración de patógenos orales hacia los pulmones.

2)Las enzimas periodontales asociadas a la enfermedad pueden modificar las superficies mucosas para permitir la adhesión y colonización de patógenos respiratorios.

3)Las enzimas periodontales asociadas a la enfermedad pueden destruir las películas salivales de las bacterias para dificultar la eliminación de las superficies mucosas.

4)El epitelio respiratorio puede verse alterado por las citocinas periodontales asociadas para promover la infección por patógenos respiratorios35.

Las bacterias en la biopelícula oral están en una posición privilegiada para ser aspiradas al tracto respiratorio y ayudar a iniciar o progresar afecciones como la neumonía o la sepsis. Una alta carga bacteriana y viral en la boca puede complicar aún más las enfermedades sistémicas como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas y las enfermedades autoinmunes, 36 lo que respalda aún más el vínculo entre la boca y el cuerpo. Los factores de riesgo establecidos para COVID-19 (edad, género y comorbilidades) 8 también están fuertemente implicados en los desequilibrios en el microbioma oral. La diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardíacas están asociadas con un mayor número de F. nucleatum, P. intermedia y P. gingivalis, 37 y asociadas con la progresión de la enfermedad periodontal. Los pacientes con enfermedad periodontal tienen un riesgo 25% mayor de enfermedad cardiovascular, 38,39 triplican el riesgo de diabetes mellitus40 y un riesgo 20% mayor de hipertensión.41 Sensibilización epitelial y diseminación hematógena de mediadores proinflamatorios como las citocinas, producidas en los enfermos. tejido periodontal, puede aumentar la inflamación sistémica y disminuir el flujo de aire. Esto puede ser exacerbado por la estimulación del hígado para producir proteínas de fase aguda, como la interleucina-6, que potencian la respuesta inflamatoria de los pulmones y el resto del cuerpo.42 De manera similar, los pacientes con infecciones graves por COVID-19 también expresan sistémica inflamación y niveles significativamente más altos de interleucina-6, interleucina-2, interleucina-10, TNF y proteína C reactiva.43

Nagaoka et al.44 investigaron los efectos de las bacterias periodontopáticas como F. ​​nucleatum, P. gingivalis y P. intermedia en la neumonía, y encontraron que P. intermedia en particular indujo neumonía severa en sujetos con niveles más altos de bacterias periodontopáticas. La neumonía y las infecciones respiratorias virales agudas son dos de las infecciones de las vías respiratorias más comunes en pacientes de edad avanzada45 y las mayores causas de muerte en pacientes mayores de 70 años. Un ensayo controlado aleatorio en Japón investigó si la mejora del cuidado bucal redujo la incidencia de neumonía y muertes relacionadas con la neumonía. Cuatrocientos diecisiete pacientes recibieron atención oral después de cada comida y se compararon con el grupo control. Del grupo de control, el 19% contrajo neumonía en comparación con solo el 11% que recibió atención oral. Además, la tasa de mortalidad posterior a la neumonía en el grupo control fue casi el doble que la del grupo del cuidado bucal prescrito.45 En otros estudios, se ha establecido el vínculo entre un buen cuidado bucal y un menor riesgo de infecciones respiratorias virales agudas 30. 46,47,48, incluida una revisión sistemática que concluyó que una de cada diez muertes relacionadas con la neumonía en los ancianos podría prevenirse mejorando la higiene bucal.32 Además, una mejor atención bucal puede reducir significativamente la incidencia de neumonía asociada al ventilador en pacientes de la UCI. 49

Conclusion

The more severe the form of COVID-19, the higher the chance of complications such as pneumonia, ARDS, sepsis, septic shock and death. The development, severity and risk of complications following a COVID-19 infection depend on a number of host and viral factors that will affect a patient’s immune response. While 80% of patients with COVID-19 infections have mild symptoms, 20% progress to have a severe form of infection associated with higher levels of inflammatory markers (IL-2, IL-6, IL-10), bacteria and neutrophil-to-lymphocyte count.

We suggest that the connection between the oral microbiome and COVID-19 complications should be investigated in the process of better understanding the outcomes of COVID-19 disease. The four main comorbidities associated with an increased risk of complications and death from COVID-19 are also associated with altered oral biofilms and periodontal disease, hence why the link between poor oral health and COVID-19 complications is suggested. Periodontopathic bacteria are implicated in systemic inflammation, bacteraemia, pneumonia and even death. Periodontopathic bacteria is also present in the metagenome of patients severely infected with SARS-CoV-2, where high reads for Prevotella (493 reads), Staphylococcus (1,659 reads) and Fusobacterium (463 reads) were discovered.50 It is clear that bacterial superinfections are common in patients suffering from a severe case of COVID-19, with more than 50% of deaths exhibiting bacterial superinfections.19 Furthermore, it is common for respiratory viruses to predispose patients to bacterial superinfections, as seen in the influenza outbreaks in 1918 and 2009.19 Over 80% of patients in ICU exhibited an exceptionally high bacterial load,22 and treatment has been successful with a dual regime of an antiviral and an antibiotic.23

Despite the proven importance of superinfections in the severity of respiratory viral diseases, they are often understudied due to the complexity of diagnosis and culture-based microbiological testing being less sensitive once antibiotics are administered.19

More research should be performed on bacterial superinfections, and the connection, if any, between the oral microbiome and COVID-19 complications are urgently required to establish the importance of oral hygiene and pre-existing oral disease in the severity and mortality risk of COVID-19.

Meanwhile, we recommend that oral hygiene be maintained, if not improved, during a SARS-CoV-2 infection in order to reduce the bacterial load in the mouth and the potential risk of a bacterial superinfection. We recommend that poor oral hygiene be considered a risk to post-viral complications, particularly in patients already predisposed to altered biofilms due to diabetes, hypertension or cardiovascular disease. Bacteria present in patients with severe COVID-19 are associated with the oral cavity and improved oral hygiene may play a part in reducing the risk of complications.

References

1.

World Health Organisation. Clinical Management of severe acute respiratory infection when novel coronavirus (2019-nCoV) infection is suspected. 2020. Available online at https://apps.who.int/iris/handle/10665/330893 (accessed June 2020).

2.

Zhu N, Zhang D, Wang W. A novel coronavirus from patients with pneumonia in China. N Engl J Med 2020; 382: 727-733.

3.

Zhang H, Penninger J M, Li Y, Zhong N, Slutsky A S. Angiotensin-converting enzyme 2 (ACE2) as a SARSCoV2 receptor: molecular mechanisms and potential therapeutic target. Intensive Care Med 2020; 46: 586-590.

4.

Li Q, Guan X, Wu P et al. Early transmission dynamics in wuhan, China, of novel coronavirus infected pneumonia. N Engl J Med 2020; 382: 1199-1207.

5.

World Health Organisation. Coronavirus disease (COVID-19) pandemic. 2020. Available online at https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019 (accessed June 2020).

6.

Rothan H A, Byrareddy S N. The epidemiology and pathogenesis of coronavirus disease (COVID-19) outbreak. J Autoimmun 2020; DOI: 10.1016/j.jaut.2020.102433.

7.

Greenland J R, Michelow M D, Wang L, London M J. COVID-19 Infection: Implications for Perioperative and Critical Care Physicians. Anesthesiology 2020; 132: 1346-1361.

8.

Zhou F, Yu T, Du R et al. Clinical course and risk factors for mortality of adult inpatients with COVID-19 in Wuhan, China: a retrospectove study. Lancet 2020; 395: 1054-1062.

9.

Simonnet A, Chetboun M, Poissy J et al. High prevalence of obesity in severe acute respiratory syndrome coronavirus-2 (SARSCoV2) requiring invasive mechanical ventilation. Obesity (Silver Spring) 2020; DOI: 10.1002/oby.22831.

10.

Tay M Z, Poh C M, Rénia L, MacAry P A, Ng L F P. The Trinity of COVID-19: Immunity, Inflammation and Intervention. Nat Rev Immunol 2020; 20: 363-374.

11.

Jose R J, Manuel A. COVID-19 cytokine storm: the interplay between inflammation and coagulation. Lancet Respir Med 2020; DOI: 10.1016/S2213-2600(20)30216-2.

12.

Perico L, Benigni A, Remuzzi G. Should COVID-19 Concern Nephrologists? Why and to What Extent? The Emerging Impasse of Angiotensin Blockade. Nephron 2020; 144: 213-221.

13.

Yao X H, Li T Y, He Z C et al. A pathological report of three COVID-19 cases by minimally invasive autopsies. Chin J Pathol 2020; 49: 411-417.

14.

Wu C, Chen X, Cai Y et al. Risk Factors Associated With Acute Respiratory Distress Syndrome and Death in Patients With Coronavirus Disease 2019 Pneumonia in Wuhan, China. JAMA Intern Med 2020; DOI: 10.1001/jamainternmed.2020.0994.

15.

European Centre for Disease Prevention and Control. Coronavirus disease 2019 (COVID-19) pandemic: increased transmission in the EU/EEA and the UK – seventh update. 2020. Available at https://www.ecdc.europa.eu/sites/default/files/documents/RRA-seventh-update-Outbreak-of-coronavirus-disease-COVID-19.pdf (accessed June 2020).

16.

Rubenfeld G D. Is SARS just ARDS? JAMA 2003; 290: 397-399.

17.

Li X, Geng M, Peng Y, Meng L, Lu S. Molecular immune pathogenesis and diagnosis of COVID-19. J Pharm Anal 2020; 10: 102-108.

18.

Shi Y, Wang Y, Shao C et al. COVID-19 infection: the perspectives on immune responses. Cell Death Differ 2020; 27: 1451-1454.

19.

Cox M J, Loman N, Bogaert D, O’Grady J. Co-infections: potentially lethal and unexplored in COVID-19. Lancet 2020; DOI: 10.1016/S2666-5247(20)30009-4.

20.

Golda A, Malek N, Dudek B et al. Infection with human coronavirus NL63 enhances streptococcal adherence to epithelial cells. J Gen Virol 2011; 92: 1358-1368.

21.

Zheng M, Gao Y, Wang G et al. Functional exhaustion of antiviral lymphocytes in COVID-19 patients. Cell Mol Immunol 2020; 17: 533-535.

22.

Liu J, Liu Y, Xiang P et al. Neutrophil to Lymphocyte Ratio Predicts Critical Illness Patients with 2019 Coronavirus Disease in the Early Stage. J Transl Med 2020; 18: 206.

23.

Gautret P, Lagier J-C, Parola P et al. Hydroxychloroquine and azithromycin as a treatment of COVID-19: results of an open-label non-randomized clinical trial. Int J Antimicrob Agents 2020; DOI: 10.1016/j.ijantimicag.2020.105949.

24.

Million M, Lagier J-C, Gautret P et al. Early Treatment of COVID-19 Patients With Hydroxychloroquine and Azithromycin: A Retrospective Analysis of 1061 Cases in Marseille, France. Travel Med Infect Dis 2020; DOI: 10.1016/j.tmaid.2020.101738.

25.

Chen T, Wu D, Chen H et al. Clinical characteristics of 113 deceased patients with coronavirus disease 2019: retrospective study. BMJ 2020; DOI: 10.1136/bmj.m1091.

26.

Sorbello M, El-Boghdadly K, Di Giacinto I et al. The Italian Coronavirus Disease 2019 Outbreak: Recommendations From Clinical Practice. Anaesthesia 2020; 75: 724-732.

27.

Toraldo D M, Conte L. Influence of the Lung Microbiota Dysbiosis in Chronic Obstructive Pulmonary Disease Exacerbations: The Controversial Use of Corticosteroid and Antibiotic Treatments and the Role of Eosinophils as a Disease Marker. J Clin Med Res 2019; 11: 667-675.

28.

Mathieu E, Escribano-Vazquez U, Descamps D et al. Paradigms of Lung Microbiota Functions in Health and Disease, Particularly, in Asthma. Front Physiol 2018; DOI: 10.3389/fphys.2018.01168.

29.

Scannapieco F A, Genco R J. Association of periodontal infections with atherosclerotic and pulmonary diseases. J Periodontal Res 1999; 34: 340-345.

30.

Scannapieco F A. Role of Oral Bacteria in Respiratory Infection. J Periodontol 1999; 70: 793-802.

31.

Paju S, Scannapieco F A. Oral biofilms, periodontitis, and pulmonary infections. Oral Dis 2007; 13: 508-512.

32.

Sjögren P, Nilsson E, Forsell M, Johansson O, Hoogstraate J. A systematic review of the preventative effect of oral hygiene on pneumonia and respiratory tract infection in elderly people in hospitals and nursing homes: effect estimates and methodological quality of randomised controlled trials. J Am Geriatr Soc 2008; 56: 2124-2130.

33.

Aas J A, Paster B J, Stokes L N, Olsen I, Dewhirst F E. Defining the normal bacterial flora of the oral cavity. J Clin Microbiol 2005; 43: 5721-5732.

34.

Huffnagle G B, Dickson R P, Lukacs N W. The respiratory tract microbiome and lung inflammation: a two-way street. Mucosal Immunol 2017; 10: 299-306.

35.

Hayata M, Watanabe N, Tamura M. The Periodontopathic Bacterium Fusobacterium nucleatum Induced Proinflammatory Cytokine Production by Human Respiratory Epithelial Cell Lines and in the Lower Respiratory Organs in Mice. Cell Physiol Biochem 2019; 53: 49-61.

36.

Olsen I, Yamazaki K. Can oral bacteria affect the microbiome of the gut? J Oral Microbiol 2019; DOI: 10.1080/20002297.2019.1586422.

37.

Takahashi K, Nishimura F, Kurihara M et al. Subgingival microflora and antibody responses against periodontal bacteria of young Japanese patients with type 1 diabetes mellitus. J Int Acad Periodontol 2001; 3: 104-111.

38.

DeStefano F, Anda R F, Kahn H S, Williamson D F, Russell C M. Dental disease and the risk of coronary heart disease and mortality. BMJ 1993; 306: 688-691.

39.

Paizan M L M, Vilela-Martin J F. Is There an Association between Periodontitis and Hypertension? Curr Cardiol Rev 2014; 10: 355-361.

40.

Preshaw P M, Alba A L, Herrera D et al. Periodontitis and diabetes: a two-way relationship. Diabetologia 2012; 55: 21-31.

41.

Aguilera E M, Suvan J, Buti J et al. Periodontitis is associated with hypertension: a systematic review and meta-analysis. Cardiovasc Res 2020; 116: 28-39.

42.

Gomes-Filho I S, Seixas da Cruz S, Trindade S C et al. Periodontitis and respiratory diseases: a systematic review with meta-analysis. Oral Dis 2020; 26: 439-446.

43.

Gong J, Dong H, Xia S Q et al. Correlation Analysis Between Disease Severity and Inflammation-related Parameters in Patients with COVID-19 Pneumonia. 2020. Available online at https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.02.25.20025643v1 (accessed June 2020).

44.

Nagaoka K, Yanagihara K, Morinaga Y et al. Prevotella intermedia Induces Severe Bacteraemic Pneumococcal Pneumonia in Mice with Upregulated Platelet-Activating Factor Receptor Expression. Infect Immun 2014; 82: 587-593.

45.

Yoneyama T, Yoshida M, Ohrui T et al. Oral care reduces pneumonia in older patietns in nursing homes. J Am Geriatr Soc 2002; 50: 430-433.

46.

Abe S, Ishihara K, Adachi M, Sasaki H, Tanaka K, Okuda K. Professional oral care reduced influenza infection in elderly. Arch Gerontol Geriatr 2006; 43: 157-164.

47.

Quagliarello V, Ginter S, Han L, Van Ness P, Allore H, Tinetti M. Modifiable risk factors for nursing home-acquired pneumonia. Clin Infect Dis 2005; 40: 1-6.

48.

Imsand M, Janssens J P, Auckenthaler R, Mojon P, Budtz-Jørgensen E. Bronchopneumonia and oral health in hospitalised older patients. Gerodontology 2002; 19: 66-72.

49.

Mori H, Hirasawa H, Oda S, Shiga H, Matsuda K, Nakamura M. Oral Care reduced incidence of ventilator associate pneumonia in ICU populations. Intensive Care Med 2006; 32: 230-236.

50.

Chakraborty S. Metagenome of SARS-Cov2 patients in Shenzhen with travel to Wuhan shows a wide range of species – Lautropia, Cutibacterium, Haemophilus being most abundant – and Campylobacter explaining diarrhoea. 2020. Available online at https://osf.io/jegwq (accessed June 2020).

Información del autor

Afiliaciones
Odontología, 38 Devonshire Street, Londres, W1G 6QB, Reino Unido

Victoria Sampson

Centre for Nutrition Education & Lifestyle Management, Londres, RG40 1DH, Reino Unido

Nawar Kamona

Ortodoncia, Cambridge University Hospital Trust, Cambridge, CB1 00Q, Reino Unido

Ariane Sampson

Autor correspondiente
Correspondencia a Victoria Sampson.

Declaraciones de ética
Los autores declaran no tener conflictos de interés relacionados con el estudio.

Derechos y permisos
Permisos para divulgar.


Ozonoterapia para la desinfección de la Clínica Dental

Categoría: Clinalgia Dental

El papel germicida del ozono está sobradamente descrito en la literatura desde su descubrimiento.

Desde finales del siglo XIX se viene usando para potabilizar agua, dado su poder desinfectante similar al del cloro. [i] Ciudades como Las Vegas potabilizan sus aguas ozonizándola con este gas.

Es el único antiséptico completo, que actúa eliminando virus, bacterias (Gram-positivas y Gram-negativas), hongos y esporas.

Los efectos germicidas de amplio espectro del ozono se deben a su alta capacidad oxidante, sobre la cual no actúan los mecanismos clásicos de resistencia microbiana. [ii]

Propiedades del ozono sobre los microbios

El efecto antimicrobiano del ozono es el resultado de su acción sobre las membranas celulares, a las que daña por oxidación.

Este efecto es universal y selectivo.

Universal porque actúa sobre todos los microorganismos, incluyendo pseudomona aeruginosa y escherichia coli, ambas tremendamente resistentes a los antibióticos.

Selectivo porque respeta las células eucariotas sanas, dada la capacidad antioxidante de éstas y su entorno.

En los procesos virales, aparte de oxidar la cápsula, la acción de los peróxidos también afectaría a la actividad del enzima transcriptasa inversa, necesaria para la síntesis proteica viral.[iii]

Eficacia germicida del ozono

Se ha publicado la eficacia germicida del ozono sobre virus bacteriófago MS2, virus de Norwalk, poliovirus 1, virus de la hepatitis A y Coxackievirus.[iv], [v], [vi]

La envoltura del COVID-19 presenta una bicapa lipídica y unas espinas exteriores formadas por glicoproteínas necesarias para el acoplamiento y la penetración a través de los receptores ACE 2 de las membranas celulares humanas.

Estas estructuras necesitan de grupos sulfhidrilo reducidos para actuar.

El carácter antigénico de las mismas las convierte en dianas para la acción de los anticuerpos y potenciales vacunas.[vii]

Ozono médico para la desinfección de la Clínica Dental

In vivo, se ha postulado que el efecto oxidante del ozono médico podría actuar sobre la envoltura vírica del COVID-19, interfiriendo así en su antigenicidad y acoplamiento. [viii]

Dejando a un lado la utilidad del ozono médico en diversos tratamientos odontológicos (operatoria, cirugía, periodoncia, endodoncia y medicina bucal), con un alto nivel de evidencia científica.

El ozono también puede resultar eficaz en las circunstancias actuales, cuando un nuevo virus nos incita a un “plus” en el control de la asepsia de los gabinetes de nuestras clínicas dentales.

¿Cómo puede ayudar el ozono a mejorar la higiene de una clínica?

Pasamos a exponer brevemente las tres modalidades en que el ozono nos puede ayudar para mejorar la seguridad de nuestro ambiente de trabajo en la clínica dental.

Con el ozono podemos actuar sobre las superficies, los circuitos del equipo dental y el aire.

1.- Agua ozonizada para superficies

En medicina se ha usado para el tratamiento de heridas infectadas, lesiones traumáticas o quemaduras.

Los enjuague e irrigaciones en enfermedad periodontal han demostrado ser eficaces y respetar los tejidos.[ix], [x], [xi]

Para las superficies, podemos usar el agua ozonizada rociándola con spray o mediante bayetas húmedas, protegiéndolas de la contaminación y evitando su corrosión.

Para conseguir agua ozonizada basta con hacer burbujear sobre un depósito o una botella de agua una fuerte de ozono médico.

Idealmente el agua será bidestilada, con objeto de que el ozono no reaccione con otros componentes como pudieran ser determinados metales.

Si empleamos una concentración de 20 mcg/ml en el flujo de gas y lo mantenemos burbujeando, como norma general, durante 10 minutos, el agua quedará saturada de ozono, y su efecto germicida se mantendrá durante unas 48 horas.

A 5º de temperatura el ozono, el ozono tardaría más de 100 horas en descomponerse de nuevo a oxígeno. Consideramos que esto no es recomendable. [xii]

2.- Tratamiento de circuitos

Hace años que se ha publicado la preocupación por la contaminación de los circuitos dentales, afectando a la calidad del agua que estamos usando en los espráis de nuestras turbinas, piezas de mano, contraángulos y micromotores.

Hay autores que consideran que el agua que se proyecta y los aerosoles que se generan son una amenaza para nuestra salud y la de nuestros pacientes, especialmente si éstos están inmunodeprimidos.

El estasis de los circuitos dentales durante los tiempos de no trabajo contribuye al desarrollo de un biofilm patógeno.[xiii], [xiv]

Se ha demostrado que con una aplicación de agua ozonizada y haciéndola pasar por el circuito, hay una reducción de Unidades Formadoras de Colonias desde 5,2×103 UFC hasta 300 UFC.

Tras un segundo recorrido por el circuito, las UFC se reducen a cero. [xv]

3.- Ozonizadores de aire

En tercer lugar, podemos mejorar el ambiente del gabinete dental con el uso de ozonizadores de aire.

Son aparatos simples, que producen ozono desde el oxígeno que se obtiene del aire.

Hay mucha oferta comercial, por lo que se recomienda escoger marcas de garantía.

Obviamente, estas máquinas no producen ozono médico (éste se genera desde el oxígeno medicinal), pero suelen ser de uso hospitalario, y se usan para “quirofanizar” ambientes. [xvi]

Referencias:

[i] Ohmuller. Action of ozone on bacteria. Arbeitskreis Ge- sundheit 1892; 8: 228- 235.

[ii] Razumovskii, Zaikov. New York: Elsevier; 1984. Ozone and its reactions with organic compounds.

[iii] Journal of Medicine and life. 2012; 1: 59‐67.

[iv] Kekez M.M., Sattar S.A. A new ozone-based method for virus inactivation: preliminary study. Phys Med Biol. 1997; 42: 2027-2039.

[v] Shin G.A., Sobsey M.D. Reduction of Norwalk virus, poliovirus 1, and bacteriophage MS2 by ozone disinfection of water. Appl. Environ. Microbiol. 2003; 69: 3975-3978.

[vi] Emerson, M.A., Sproul, O.J., Buck, C.E. Ozone inactivation of cell-associated viruses. Appl Environ Microbiol. 1982; 43: 603-608.

[vii] Walls AC, Park YJ, Tortorici MA, Wall A, McGuire AT, Veesler D. Structure, Function, and Antigenicity of the SARS-CoV-2 Spike Glycoprotein. M Cell. 2020 Mar 6. pii: S0092-8674(20)30262-2.

[viii] Rowen RJ and Robins H. A Plausible “Penny” Costing Effective Treatment for Corona Virus – Ozone Therapy. J Infect Dis Epidemiol 2020, 6:113.

[ix] Kshitish D, Laxman VK. The use of ozonated water and 0.2% chlorhexidine in the treatment of periodontitis patients: a clinical and microbiologic study.Indian J Dent Res 2010; 21:341-348.

[x] Issac AV, Mathew JJ, Ambooken MKachappilly AJPk AJohny TVk L, Samuel A. Management of Chronic Periodontitis Using Subgingival Irrigation of Ozonized Water: A Clinical and Microbiological Study. J Clin Diagn Res 2015; 9: ZC29-33.

[xi] Katti SSChava VK. Effect of Ozonised water on Chronic Periodontitis – A Clinical Study. J Int Oral Health 2013; 5: 79-84.

[xii] Bocci V. Ozone. A new medical drug. Springer, Dord- recht, The Netherlands, 2004; 1-295.

[xiii] Barbeau J, Tanguay R, Faucher E, Avezard C, Trudel L, Cote L. Multiparametric analysis of water line contami- nation of dental units. Appl Environ Microbiol 1996; 62: 3954-3959.

[xiv] Williams JF, Johnston AM, Johnson B, Huntington MK, Mackenzie CD. Microbial contamination of dental unit waterlines: prevalence, intensity and microbiological characteristics. J Am Dent Assoc 1993; 124: 59-65.

[xv] Okubo K, Ito T, Shiota Y, Kawata Y, Yamamoto T, Takashiba S. Effectiveness and safety of low-concentrated ozonized water for the reduction of contaminationin dental unit water lines. Heliyon. 2019; 5: e02306.

[xvi] Pérez-Calvo MM. Informe sobre el uso de ozono en la desinfección de aire interior de quirófanos. https://www.cosemarozono.es/pdf/servicios_22.pdf


Cómo puede ayudar el Ozono a las Clínicas Dentales

Categoría: Clinalgia Dental

Estoy leyendo algunas reflexiones en distintos medios online sobre cómo el ozono puede ayudar a las clínicas dentales a raíz de la pandemia actual del COVID-19.

Después de esta pandemia es posible que quede una sociedad sensibilizada ante los microorganismos potencialmente patógenos.

Ozono como germicida y desinfectante

Y en este entorno no está de más acordarse del ozono, uno de los mayores germicidas de la naturaleza, con eficacia probada ante todo tipo de gérmenes, incluidos los virus.

El ozono ha demostrado su eficacia contra virus, bacterias, hongos y esporas, que se debe a su alta capacidad oxidante, que daña irreversiblemente a las membranas celulares y las cubiertas virales, sobre las cuales no actúan los mecanismos clásicos de resistencia microbiana,[1].

Se ha publicado la eficacia germicida del ozono sobre el virus bacteriófago MS2, el virus de Norwalk, el poliovirus 1, el virus de la hepatitis A y el Coxackievirus.[2],[3],[4],[5]

Con respecto a las afecciones víricas, se han publicado trabajos en herpes virus (simplex y zoster), virus del SIDA (VIH) y hepatitis (B y C).[6], [7], [8], [9], [10], [11], [12], [13], [14], [15], [16], [17], [18], [19], [20], [21], [22], [23], [24], [25], [26], [27], [28], [29], [30], [31]

En la Sociedad Española de Ozonoterapia (SEOT), con convenio de colaboración con el Consejo General de Dentistas, hemos diseñado protocolos para realizar ensayos clínicos sobre pacientes de COVID-19, que esperamos empiecen en breve en algunos hospitales españoles.

El ozono se usa para desinfectar piscinas. También hay generadores ambientales que se usan en lugares como los bares o incluso los quirófanos.

Ozono ayuda a las clínicas dentales

Estos mismos podemos usarlos para la protección ambiental de nuestras clínicas dentales.

En EE. UU. se ha comprobado que la ozonización del agua destilada de los circuitos dentales reduce a cero las unidades formadoras de colonias en solo dos pases.[32]

En operatoria dental, en endodoncia, en medicina bucal, y sobre todo en periodoncia, se ha usado la ozonoterapia, con niveles elevados de eficacia debido a la oxidación de los productos bacterianos ácidos, a su efecto germicida, reparador, bioregulador y optimizador de la inmunidad.

El libro de la Dra. Menéndez,[33] gran amiga y maestra, recoge los fundamentos de la biología celular y las bases de la ozonoterapia médica, añadiendo un extenso apartado, en colaboración con el Dr. Mark Weisser (odontólogo estadounidense) en el que se detallan los ensayos clínicos en patología bucodental.

Formación sobre Empleo de la Ozonoterapia en Odontología

En breve, pretendemos dar algunos seminarios sobre el empleo de la ozonoterapia en odontología, tanto en operatoria como en enfermedad periodontal y cirugía.

De igual forma, estamos preparando en Clinalgia nuevos cursos de ozonoterapia en odontología.

Próximamente, desde la Cátedra de Ozonoterapìa y Dolor Crónico de la UCAM esperamos poner a disposición de todos los interesados un curso online, teórico-práctico de formación al respecto.

Puede ser que, como los nuevos virus, la ozonoterapia haya llegado para quedarse.

REFERENCIAS

[1]Razumovskii SD, Zaikov GE. Ozone and its reactions with organic compounds. New York: Elsevier; 1984.

[2]Kekez MM, Sattar SA. A new ozone-based method for virus inactivation: preliminary study. Phys Med Biol. 1997; 42:2027-2039.

[3]Shin GA, Sobsey MD. Reduction of Norwalk virus, poliovirus 1, and bacteriophage MS2 by ozone disinfection of water. Appl. Environ. Microbiol. 2003; 69:3975-3978.

[4]Herbold K, Flehmig B, Botzenhart K. Appl Environ Microbiol. Comparison of ozone inactivation, in flowing water, of hepatitis A virus, poliovirus 1, and indicator organisms. Appl. Environ. Microbiol. 1989; 55: 2949-2953.

[5]Emerson MA, Sproul OJ, Buck CE. Ozone inactivation of cell-associated viruses. Appl Environ Microbiol. 1982; 43:603-608.

[6] Lin SY, Zhang SZ, An JX, Qian XY, Gao XY, Wang Y, Zhao WX, Eastwood D, Cope DK, Williams JP. The effect of ultrasound-guided percutaneous ozone injection around cervical dorsal root ganglion in zoster-associated pain: a retrospective study. J Pain Res. 2018; 11:2179-2188.

[7] An JX, Liu H, Chen RW, Wang Y, Zhao WX, Eastwood D, Williams JP. Computed tomography-guided percutaneous ozone injection of the Gasserian ganglion for the treatment of trigeminal neuralgia. J Pain Res. 2018. 11: 255-263.

[8] Wang Xilian, He Pingping, Zhou Zhongqun, Ouyang Xinping. Curative analysis of pregabalin combined with medical ozone in treating old patients with postherpetic neuralgia. J Mod Med Health. 2013; 10.

[9] YANG Min. Clinical Observation on Efficacy of Ozone Combined with Epidural Anesthesia in Treatment of Herpes Zoster Neuralgia. J Xianning University. 2011; 2.

[10] Lerong WANG; Zhonghui ZHANG . Therapeutic Observation of Acupuncture plus Ozone Injection for Neuralgia Due to Acute Herpes Zoster. Shanghai J of Acupuncture and Moxibustion. 2016;35: 527-529.

[11] LIANG Dong, SHEN Wen, ZHANG Li-Cai Combination of selective never root block and intradermic ozone injection for the treatment of postherpetic neuralgia. Chinese J Pain. 2011; 4.

[12] Linkai Jiang and Yimei Li. Clinical Observation of Treating PHN by Dorsal Root Ganglia Radio Frequency Combined Ozone. Journal of Medical Research 2017; 46: 138-142.

[13] Kumar T, Arora N, Puri G, Aravinda K, Dixit A, Jatti D. Efficacy of ozonized olive oil in the management of oral lesions and conditions: A clinical trial. Contemp Clin Dent. 2016; 7: 51-54.

[14] Pereira J, Sargento P, Faria M, Teixeira M. Ozone Therapy for Herpes Zoster: case report. 2017. In Ribeiro, J. & Lima, E. (eds). Atas do II Encontro Nacional de Novos Investigadores em Saúde & II International Meeting of New Health.

[15] Huang J, Huang J, Xiang Y, Gao L, Pan Y, Lu J. [Topical ozone therapy: An innovative solution to patients with herpes zoster]. Zhong Nan Da Xue Xue Bao Yi Xue Ban. 2018; 43: 168-172.

[16] Bocci V. Ozonization of blood for the therapy of viral diseases and immunodeficiencies. A hypothesis. Med Hypotheses. 1992; 39:30-34.

[17] Mandzhgaladze NR, Kharebava ER, Didia TsG, Ardzhevanishvili MD, Gudzhabidze MV, Chigiashvili TsN. [Influence of intravenous ozone treatment on the level of different specificity antibodies]. Georgian Med News 2006; 138:93-5.

[18] Heinz Konrad, M.D. Ozone therapy for post-herpetic neuralgia. A retrospective study of 55 cases. Largo Como 330, 04922-130 São Paulo, Brazil Fax: +55 11 55145138 e-mail: konrad@sti.com.br.

[19] Hu B, Zheng J, Liu Q, Yang Y, Zhang Y. The effect and safety of ozone autohemotherapy combined with pharmacological therapy in postherpetic neuralgia. J Pain Res. 2018; 11:1637-1643.

[20] Carpendale MT, Freeberg JK. Ozone inactivates HIV at noncytotoxic concentrations. Antiviral Res. 1991; 16:281-92.

[21] V. Bocci. A reasonable Approach for the Treatment of HIV Infection in the Early Phase with Ozonetherapy (Autohaemotherapy). How ‘Inflammatory’ Cytokines may have A therapeutic Role. Mediators Inflamm. 1994; 3: 315–321.

[22] Bocci V, Venturi G, Catucci M, Valensin PE, Zazzi M. Lack of efficacy of ozone therapy in HIV infection. Clin Microbiol Infect. 1998; 4:667-669.

[23] Garber GE, Cameron DW, Hawley-Foss N, Greenway D, Shannon ME. The use of ozone-treated blood in the therapy of HIV infection and immune disease: a pilot study of safety and efficacy. AIDS. 1991; 5:981-984.

[24] Carpendale MT, Freeberg J, Griffiss JM. Does ozone alleviate AIDS diarrhea? J Clin Gastroenterol. 1993; 17: 142-145.

[25] Cespedes-Suarez J, Martin-Serrano Y, Carballosa-Peña MR, Dager- Carballosa DR. The immune response behavior in HIV-AIDS patients treated with Ozone therapy for two years. Journal of Ozone Therapy. 2018; 2: 1-9.

[26] Neronov VA. [Experience with the use of ozone for the treatment of chronic viral hepatitis]. Vopr Kurortol Fizioter Lech Fiz Kult. 2009; 6:14-17.

[27] Chernyshev AL, Filimonov RM, Karasev AV, Neronov VA, Maksimov VA. [Combined treatment including ozonotherapy of patients with viral hepatitis]. Vopr Kurortol Fizioter Lech Fiz Kult. 2008; 3:19-22.

[28] Jiao XJ, Peng X. [Clinilal study of medical ozone therapy in chronic hepatitis B of 20 patients]. Zhonghua Shi Yan He Lin Chuang Bing Du Xue Za Zhi. 2008; 22:484-485.

[29] Zaky S, Kamel SE, Hassan MS, Sallam NA, Shahata MA, Helal SR, Mahmoud H. Preliminary results of ozone therapy as a possible treatment for patients with chronic hepatitis C. J Altern Complement Med. 2011; 17:259-263.

[30] Gu XB, Yang XJ, Zhu HY, Xu YQ, Liu XY. Effect of medical ozone therapy on renal blood flow and renal function of patients with chronic severe hepatitis. Chin Med J (Engl). 2010; 123: 2510-2513.

[31] Cespedes-Suarez J, Martin-Serrano Y, Carballosa-Peña MR, Dager-Carballosa DR. Response of patients with chronic Hepatitis B in one year of treatment with Major Autohemotherapy. Journal of Ozone Therapy 2018; 2: 1-7.

[32] Filippi A, Tilkes F, Beck EG, Kirschner H. [Water disinfection of dental treatment units using ozone]. Dtsch Zahnarztl Z. 1991; 46: 485-7.

[33] Menéndez S and W Mark. Advances of Ozone Therapy in Medicine & Dentistry. Havanna University 2016


El Consejo General de Dentistas recuerda la relación bidireccional entre la diabetes y la periodontitis.

Ayer en el día mundial de la Diabetes,  el Consejo General de Dentistas recordaba en una nota de prensa, la relación bidireccional entre la diabetes y la periodontitis.

Imagen1

Madrid, 14 de noviembre de 2019. Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que, según la Federación Internacional de la Diabetes, padece 1 de cada 11 adultos entre los 20 y los 79 años. Es decir, 463 millones de personas en todo el mundo sufren esta patología.
Por este motivo, el Consejo General de Dentistas quiere recordar a la población la importancia que tiene la salud bucodental a la hora de prevenir y controlar esta enfermedad.
El Dr. Óscar Castro Reino, presidente de la Organización Colegial de Dentistas, explica que varios estudios han demostrado la relación bidireccional existente entre la diabetes y las enfermedades avanzadas de las encías. “Las personas diabéticas no solo son más propensas a tener enfermedades avanzadas en las encías, sino que éstas también pueden afectar al control de la glucosa en la sangre y contribuir al avance de la diabetes”, señala. Los diabéticos corren un mayor riesgo de periodontitis porque, generalmente, tienen una capacidad menor para combatir las bacterias que intervienen en la patología periodontal.
Además, estos pacientes pueden desarrollar otros problemas bucodentales, como candidiasis y sequedad bucal, la cual puede originar dolor, úlceras, infecciones y aumento de la susceptibilidad a las caries. Del mismo modo, la diabetes mal controlada puede incrementar el riesgo de complicaciones después de una cirugía oral, como pueda ser el retraso en el proceso de cicatrización o el aumento de riesgo de infecciones. Desde el Consejo General de Dentistas se recomienda a las personas con diabetes seguir las siguientes recomendaciones: – Informar siempre a su dentista de que es diabético. -Controlar la enfermedad para reducir el riesgo de padecer enfermedades bucodentales. -Mantener una buena salud bucodental para evitar las complicaciones asociadas a la diabetes. -Extremar la higiene oral, cepillándose los dientes después de cada comida con un cepillo de cerdas suaves y pasta dentífrica fluorada. – Realizar una limpieza diaria entre los dientes usando un cepillo interdental o seda dental. – En caso de ser portador de prótesis, tienen que extremarse las medidas de higiene de las mismas diariamente -Acudir al dentista, al menos, dos veces al año y siempre que haya cualquier lesión o alteración en la boca.

Consejo General de Colegios de Dentistas de España
Creado en el año 1930, es el Órgano ejecutivo de la Organización Colegial de Dentistas. Entre sus competencias destacan la coordinación de la política general de la Organización Colegial, la ordenación del ejercicio de la profesión, la representación y la defensa de los intereses de sus profesionales, y la promoción del derecho a la salud odontológica de los españoles. Es también competencia del Consejo General la elaboración, desarrollo y actualización del Código Ético y Deontológico estatal de la profesión, así como de la promoción social, científica, cultural y laboral de la Odontología y la Estomatología.
Calle de Alcalá, 79 – 2º – 28009 Madrid
CONSEJO DENTISTAS
Teléfono: 914 264 414
Departamento de Prensa
prensa@consejodentistas.es


Seminario Dolor Crónico como síndrome de sensibilización central para médicos en atención primaria.

Ayer se impartió en Murcia con notable éxito, el segundo modulo del proyecto formativo sobre Dolor Crónico como síndrome de sensibilización central para médicos en atención primaria , de la mano del Dr. Fco Javier Hidalgo Tallón, director médico de Clinalgia e IAF, y Director de la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico de la UCAM, el cual expuso las diferentes estrategias terapéuticas que se pueden aplicar desde atención primaria para tratar a pacientes con dolor crónico y sensibilización central.
2167a9e4-8e59-4531-81a7-2f1d9245a000
También estuvo presente la presidenta de FIBROFAMUR, Amparo Ayala ya que se repartió el Decálogo de Fibromialgia para Médicos de Atención Primaria, realizado por el IAF (Instituto de apoyo a la Fibromialgia).
Imagen5
 
El Decálogo de Fibromialgia para Médicos de Atención Primaria, esta patrocinado por la UCAM y elaborado por el Dr. D. Javier Hidalgo Tallón y el Dr. D. Sixto Luis Alcoba Valls.
Un decálogo para hacer visibles a los pacientes de esta enfermedad ante este colectivo.
 Son las asociaciones, las que solicitan al IAF (Instituto de Apoyo a la Fibromialgia) realizar esta acción, al no sentirse estos pacientes comprendidos por este colectivo médico.
Colabora con el IAF, La Cátedra Internacional de Mujer, Empresa y Deporte de la UCAM que trabaja junto con la Cátedra de Ozonoterapia y Dolor Crónico para la divulgación de la problematica del dolor crónico entre los pacientes y familiares.
Más info en:
http://clinalgia.com/Decalogofibromialgiamedicos.pdf
http://iafsalud.com/
info@clinalgia.com

Clinalgia con el deporte. “Chiqui Pérez”

Cerramos 2018 con grandes éxitos en el panorama deportivo de nuestros atletas de élite y damos comienzo 2019 con la excelente noticia del premio MARCA recibido por nuestro querido atleta Juan Antonio Pérez “Chiqui” que junto con su compañero Toni Abadía han sido reconocidos por ser los primeros españoles en entrar en meta en la San Silvestre Vallecana Internacional.

8552c337-122d-4b47-a926-79b816484b65

Juan Antonio “Chiqui”,  primer español en cruzar la línea de meta en la famosa San Silvestre Vallecana Internacional, entrando a línea de meta cogido de la mano de otro atleta español, el aragonés Toni Abadía.

“Eso surgió durante la carrera, me lo propuso Toni sobre el kilómetro 6. A mí me pareció perfecto, aunque yo sin querer metí un poco el cuerpo y por eso entré delante”, explica Juan Antonio “Chiqui”.

Ambos corrieron con un lazo morado para recordar la importancia de la lucha contra la violencia de género.

Despedir el año como un sueño hecho realidad. Juan Antonio “Chiqui”: Sexto de la general, marca personal con 28’16” y primer Español junto a mi amigo @toniabadia entrando de la mano en la @ssvallecana.

Por la mañana, Juan Antonio había corrido y ganado la Carrera del Pavo en Ciudad Real y por la tarde hizo una gran carrera en la San Silvestre.

“No me esperaba encontrarme tan bien, es difícil saber cómo vas a llegar a la carrera, me salió perfecto”, comenta “Chiqui”.

Sin duda estos deportistas son geniales y sorprendentes demostrando que la amistad está muy por encima de la rivalidad.  ¡¡¡Enhorabuena campeones!!!


En Clinalgia somos especialistas en la optimización deportiva, nos avalan más de 15 años de experiencia trabajando para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

Disponemos de protocolos multidisciplinares propios que se basan:
– OPTIMIZACIÓN BIOMÉCANICA, devolvemos a tus músculos  y cadenas musculares su elasticidad y potenciamos su oxigenación. PREVENCIÓN DE LESIONES.

– OPTIMIZACIÓN BIOQUÍMICA, obteniendo la mejora y alcanzando niveles superiores de eficacia, eficiencia y estabilidad en el progreso de los resultados deportivos. RAPIDEZ DE RECUPERACIÓN.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTOS: – Esguince. – Luxaciones. – Distensiones musculares. – Desgarro muscular. – Tendinitis, tendinopatías.. – Lesiones de rodilla. – Sobrecargas. – Fascitis plantar. – Codo de tenista. – Codo de golfista. – Lumbalgias, ciáticas, hernias… – Ligamentos.

La vida es para vivirla y tenemos una solución para ti.

www.clinalgia.com

info@clinalgia.com

968 281 625


Resumen del XXIX Congreso de la Sociedad Española Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial, 2018 – Murcia.

Unos 100 dentistas, de toda la geografía española y de varios países europeos y sudamérica, asistieron al XXIX Congreso de la Sociedad Española Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SEDCYDO) que tuvo lugar en Murcia desde el 24 al 26 de mayo bajo la dirección del Dr. Javier Hidalgo Tallón.

2.- Cena de Gala

La industria también se vio representada en el Congreso, destacando la participación de  BTI Biotechnology Institute®, Orthokine® y Cerezen®.

La reunión se inició con un concurrido curso precongreso que versó sobre el “papel del odonto-estomatólogo en el diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS)”. Fue un curso pionero en el campo odontológico, ya que hubo una variada participación de ponentes con diferentes especialidades médicas que dieron una visión actual y multidisciplinar del SAOS.

1.- Curso Precongreso
Ponentes del Curso Precongreso sobre SAOS .

La presentación de posters tuvo gran aceptación y destacó las presentaciones realizadas por los alumnos de la Unidad de Dolor Orofacial y Trastornos Temporomandibulares de la Universidad del País Vasco.

4.- Presentación de comunicaciones
Presentación de comunicaciones y poster.

Las diferentes ponencias a lo largo del Congreso destacaron la importancia que tiene el odontólogo en el diagnóstico y tratamiento de distintos cuadros de dolor neuropático orofacial, destacando el uso de la ozonoterapia en el tratamiento del dolor miofascial craneo-cérvico-mandibular.

3.- Participantes del congreso
Participantes del congreso.

El último día hubo un curso teórico-práctico en la Clínica Clinalgia que se inició con un taller de autohipnosis y Mindfulness para el control del dolor crónico, a cargo de la Dra. Alani. Se finalizó con un inédito taller de infiltraciones a cargo de los Drs. Fco. Javier Hidalgo, Roldan y Torres, hecho por vez primera en un congreso nacional odontológico. Se hicieron diferentes técnicas infiltrativas in vivo, con pacientes, viendo la aplicación que tienen los anestésicos, la toxina botulínica, el colágeno, los factores de crecimiento y el ozono médico en el tratamiento de la disfunción craneomandibular.

5.- Curso Practico Clinalgia
Taller práctico de infiltraciones en la Clínica Clinalgia de Murcia.

info@clinalgia.com

Avda. Libertad, Edf. Entrejardines 3, 1ºC 30009 Murcia

968296525

clinalgia dental logo


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies